Para SAIP la calidad es una actitud innata que se encuentra en el modo de trabajar: en la empresa se persigue activamente la mejora continua. La certificación UNI EN ISO 9001:2008, conseguida con un prestigioso organismo de certificación, es una consecuencia directa y representa una garantía de un conjunto coherente de compromisos frente a los Clientes y a la propia SAIP.

La atención al cliente, fundamento de la nueva norma, se aplica según un sistema atento de registros de solicitudes y reclamaciones, que se consideran una ocasión de mejora y de crecimiento constructivo. A través de su sistema de gestión, garantiza al cliente estándares de calidad elevados, comprobando y controlando cada paso del producto y sirviéndose exclusivamente de una cadena de empresas certificadas.

La mejora continua es un requisito imprescindible de su modo de trabajar y un fundamento para conseguir su misión.